El microbús no es para verano

El microbús no es para verano

31 agosto 2018 Prensa

El Ayuntamiento se ha visto obligado a modificar el recorrido de los tres autobuses pequeños en el centro para reducir las horas de uso por las averías que tienen por los efectos de calor en las baterías

Los microbuses eléctricos no son para el verano, al menos en Córdoba. El Ayuntamiento se ha visto obligado este año a tomar una medida que no había aplicado hasta ahora y que afecta al recorrido de la línea de Aucorsa que circula por el centro, la C2, que transita entre Las Tendillas y Padres de Gracia. El motivo es que durante el periodo estival los tres vehículos eléctricos que cubren esa ruta, la única de microbuses existente en la capital, «sufren numerosas averías» provocadas en la mayoría de las ocasiones «por los efectos del calor sobre las baterías que acumulan la carga eléctrica», según explica el responsable de Movilidad y presidente de Aucorsa, Andrés Pino. El problema está, según añade, en que esas averías, en la mayoría de las ocasiones, «no se pueden reparar de manera inmediata» porque tardan en llegar las piezas de repuesto.

Ante esta circunstancia, y con el fin de evitar que el servicio quedé totalmente interrumpido en el caso de acumulación de averías, Aucorsa ha optado por modificar parcialmente el recorrido de la línea y «tener de manera permanente un vehículo de reserva». El verano pasado hubo días en los que se quedó solo un microbús funcionando e incluso se dio el caso de alguna jornada sin ninguno.

Para que haya siempre un vehículo de reserva y los otros dos circulen menos horas de las habituales, Aucorsa ha suprimido el recorrido por las calles Jesús del Calvario, plaza de San Juan de Letrán, Frailes, Cristo de Gracia y María Auxiliadora, con la idea de que «solo se vean afectados los usuarios de la parada de la plaza de San Juan de Letrán», ya que el resto «pueden utilizar como alternativa la línea 1», que va de Fátima a Tendillas. Aunque la medida está pensada para los meses de julio y agosto, de momento no hay fecha para que los microbuses recuperen su ruta habitual.

Los microbuses empezaron a circular hace cinco años, en junio del 2013, treinta años después de haber desaparecido de las calles de Córdoba. Entonces se pensó en implantar dos líneas pero solo se instauró una. El Ayuntamiento quiere ahora comprar tres microbuses para ir sacando los grandes autobuses del centro, pero no serán eléctricos. Los tres microbuses costaron 720.000 euros, es decir, 240.000 cada uno.


Fuente: Diario Córdoba

 

Compartir noticia


Volver a listado noticias

Sección Sindical - UGT Aucorsa