El Gobierno aprueba el rescate de los Planes de Pensiones a los 10 años

El Gobierno aprueba el rescate de los Planes de Pensiones a los 10 años

09 febrero 2018 Plan de Pensiones

En lo relativo a planes y fondos de pensiones, el real decreto aprobado por el Ejecutivo permitirá liquidar sin limitaciones a partir de 2025 las aportaciones realizadas durante al menos 10 años a los planes de pensiones y los rendimientos que hayan generado.

Así, se podrán hacer líquidas a partir de 2025 las aportaciones con al menos diez años de antigüedad, es decir, las realizadas hasta 2015. Las realizadas a partir de 2016 deberán esperar hasta 2026, y así sucesivamente.

La rebaja de las comisiones beneficiará a los ocho millones de partícipes que hay en la actualidad y que la liquidez beneficiará a los partícipes que reúnan los requisitos de antigüedad, apunta el Gobierno.

La norma persigue dos objetivos, según ha explicado el ministro portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, tras la reunión ministerial: dar mayor liquidez a los fondos y bajar las comisiones de gestión de estos productos.

"Las pensiones públicas son muy importantes para el Gobierno", ha apuntado Méndez de Vigo, "este gobierno garantiza que el sistema público seguirá en pie, lo que hace nuestro plan es abaratar las comisiones y dar liquidez"

El Real Decreto contempla la sustitución de la comisión de gestión máxima de los planes de pensiones, fijada actualmente en el 1,5%, por su sistema de tres tramos en función de las diferentes políticas de inversión de los propios fondos.

La comisión máxima de gestión de los fondos de renta fija se reducirá hasta el 0,85%, mientras que en el caso de la renta fija mixta, el importe máximo se reduce hasta el 1,3%. Para el resto de fondos -renta variable y fondos garantizados- la comisión de gestión máxima se mantiene en el 1,5%.

De este modo, la comisión máxima media de los planes de pensiones se rebaja hasta el 1,25%, desde el 1,5% anterior, como avanzó el ministro de Economía, Luis de Guindos, el pasado mes de septiembre. Las comisiones depositarias se reducen del 0,25% al 0,2%.

La nueva norma también establecerá que los partícipes de los planes de pensiones de empleo también tendrán derecho a liquidar sus aportaciones en diez años, si así lo permite el compromiso y las especificaciones del plan y sus condiciones y limitaciones.

En la actualidad, tan solo se permite rescatar las aportaciones realizadas a los planes de pensiones una vez alcanzada la jubilación, o en los supuestos de enfermedad grave o paro de larga duración.

Así tributan los planes de pensiones

Hacienda asestó un golpe a la fiscalidad de los planes de pensiones en la reforma fiscal que tramitó en 2014 y entró en vigor en 2015: redujo los límites con derecho a desgravación fiscal de 10.000 euros y 12.500 euros a 8.000 euros al año por contribuyente. Para contrarrestar, introdujo la novedad de que pueden rescatarse pasados 10 años de la primera aportación, supuesto que entró en vigor en enero de 2015 y que estaba pendiente de desarrollo reglamentario.

El argumento que esgrimió Hacienda para endurecer los límites, que también recomendó el comité de expertos que le asesoró, es que eran más altos que en EEUU (5.500 dólares), Francia (6.000 euros) o Italia, (6.200 euros).

Sin embargo, fiscalistas y el sector del seguro coincidieron en que este ajuste lastraba el atractivo del producto, que la ventana de rescate a los diez años quiere contrarrestar. La tributación del rescate de un plan de pensiones no cambia. Es el proceso contrario al de las aportaciones.

Cuando se rescata un plan de pensiones, los fondos que se obtienen son considerados como rendimientos de trabajo y, como tal, aumentan la base imponible del IRPF provocando que aumenten los impuestos que hay que pagar. Los tramos actuales del IRPF son del 19% hasta 12.450 euros; del 24% hasta 20.200; del 30% hasta 35.200; del 37% hasta 60.000, y del 45% en adelante.

La manera de rescatar el plan de pensiones influye en su tributación: en forma de capital, en la que se cobran todos los fondos de una sola vez; en forma de renta, en que se recibe periódicamente una cantidad; en forma mixta y en forma de disposición: que consiste en recibir los fondos a petición del beneficiario sin una periodicidad regular con las limitaciones que se establezcan en las especificaciones de los planes de pensiones.

Si se opta por un rescate en forma de capital, habrá que sumar a los rendimientos de ese ejercicio contable todo el capital rescatado, lo que aumenta la base imponible del IRPF. El gran aumento de los impuestos que supone rescatar el plan de golpe, hace que la opción de rescate en forma de renta adquiera relevancia.


Fuente: Expansión


Compartir noticia


Volver a listado noticias

Sección Sindical - UGT Aucorsa